En ocasiones, tras la llegada del bebé, las parejas se olvidan de cuidar su relación y consentirse. Es importante mantener la chispa viva entre padre y madre, y así mantener la familia unida y feliz. Aquí les traemos algunas ideas para recuperar los detalles y estimular el romanticismo después de la llegada del bebé:

 

Los detalles siempre son oportunos

Sorprende a tu pareja con algo que le encante y los aleje por un rato de la rutina, algo que no suelas hacer por ella pero que pueda llegarle al alma. Le demostrará que la conoces y que te importa.

 

Sonríe siempre

No se trata de aparentar ser siempre la familia feliz, sino de alegrar los días a la persona que tienes al lado, mostrándole tu mejor cara y recordándole lo maravilloso que es tenerla en tu vida. De paso, tú te sentirás más feliz y motivado.

 

Besos y abrazos

Incluso en los momentos de desacuerdos y distancia, son una forma infalible de recuperar el espacio perdido y decirle “estoy aquí para ti, para los dos”.

 

Comunícate

Habla. De lo que te preocupa, de lo que te angustia, de lo que te gusta y de lo que no… de lo que quieras, pero habla. También debes escucharla y permitirle que se exprese sin juzgarla. Hazla cómplice de tus ideas y pensamientos. Seguro que también tendrá mucho para compartirte.

 

Día sin hijos.

Organiza una escapa romántica, sin niños, a un lugar donde puedan dedicarse tiempo como pareja y re-descubrir cuánto pueden disfrutar juntos.